Está bien, ¡no entres en pánico! La respuesta es no, en general, no es cierto en absoluto. Hay algunas excepciones, pero la mayoría de las personas podrán declararse en bancarrota y volver a un lugar mejor en la vida. 

 

Recuerde, su acreedor tiene todas las razones para engañarlo; es en el mejor interés del acreedor que usted no presente un reclamo de bancarrota. Si decide no presentar, perderán el dinero que esperan recibir de sus pagos mensuales o embargos. Ah, y no se alarme cuando lo amenacen, ¡harán cualquier cosa para convencerle de que pague!

 

No permita que los acreedores lo intimiden para que haga pagos que no puede pagar. En su lugar, llame a uno de nuestros abogados de bancarrota y pregúnteles sobre su situación. Es muy probable que pueda evitar a sus acreedores por completo y nuestros abogados lo ayudarán a resolver sus deudas. La bancarrota

Si sufres de:

  • Deuda medica;
  • Deuda de tarjetas de credito;
  • Vehiculos embargados; 
  • Vivienda embaragada; 
  • Antigua deuda de impuestos; o
  • cualquier otra deuda personal,

    ¡entonces tiene luz verde para declararse en bancarrota! 

Lamentablemente, la bancarrota no se hará cargo de todo tipo de deuda que pueda estarlo persiguiendo. Si sufres de deudas que involucran:

  • prestamos estudiantiles; 
  • un expediente penal;
  • manutencion de los hijos;
  • deuda de impuestos actual; o
  • deudas que involucran un acto intencional (asalto, difamación, calumnia, fraude, etc.) entonces, desafortunadamente, no podrá eliminarlas en una bancarrota. 

No hay nada de malo en ponerse en contacto con un abogado para que lo ayude con cualquiera de las deudas anteriores, pero la bancarrota no puede ser una opción para usted en este momento. 

 

Tenga en cuenta también que, si se enfrenta a la recuperación del vehículo o una ejecución hipotecaria de su casa, aún deberá realizar pagos para mantener la propiedad. 

 

Lo entendemos: las deudas pueden ser aterradoras y una pesada carga para usted y la vida de su familia. No hay una manera fácil de evitarlo. Recuerde que no importa qué tipo de deuda tenga, siempre hay una manera de buscar ayuda y volver a encarrilarse. 

 

Y si se está ahogando en deudas personales o médicas, no permita que su acreedor apague su esperanza. Llame a uno de nuestros abogados hoy para resolver su bancarrota para que pueda estar libre de ellos para siempre. 

 

Si está buscando un abogado de bancarrota, o cualquier persona para hacer preguntas sobre su deuda, en Steffens Law estamos más que equipados para ayudarlo. ¡Llámenos hoy al (308) 872-8327!

Be the first to comment!
Post a Comment